Eastman:
Reflexiones en papel

Investigación y redacción: Sylvie Berthiaume

En Cantons de l’Est, en Quebec, a mediados de agosto siempre hay un periodo de días muy calurosos. La luz solar acumulada durante dos meses provoca la dulzura de los días y las noches, que saboreamos aún más cuando recordamos que la bella estación pronto llegará a su fin.

Este estado de la naturaleza y de la mente propicia reflexiones sobre las cosas y seres importantes en nuestras vidas, alentando a muchos a tumbarse en la hierba, y a otros a lanzarse a la escritura de sus pensamientos.

Esto es lo que ofrece el evento “Les Correspondances d’Eastman” (La Correspondencia de Eastman), Durante los últimos 15 años, con una creciente popularidad y atractivo. Este festival es apto para los no iniciados, los amateurs de lectura, amantes de las letras, y profesionales de la escritura.

En 2017, este festival literario tiene lugar del 10 al 13 de agosto.

Desde la Academia para los grandes hasta talleres para niños

Los asistentes tendrán la oportunidad de convivir con los invitados distinguidos como Dany Laferrière, nuevo miembro de la Academia Francesa, quien proporcionará una catedra magistral, y que conducirá un taller de escritura para niños de 5 a 10 años.

 

Habrá también una entrevista al famoso dibujante Michel Rabagliati. Y el actor, escritor Robert Lalonde presentará una lectura dramatizada de Jack Kerouac.

 

Las palabras en todos sus ámbitos

"Les Correspondances d'Eastman" es aún más que eso, son los trabajos de todos los participantes de todas las edades: entretenimiento, talleres, café literario, almuerzo literario, etc… cerca del lago Argent, debajo de un puente cubierto, en un jardín, un camino, un parque.

 

Todo coronado por un concurso amigable de escritura cuyo tema este año es "El Archipiélago francófono" compuesto de 274 millones de personas: los participantes deben escribir una carta a uno de ellos.

Alimentos para el cuerpo y el alma

 

Escribir requiere energía. Por lo que también se tiene previsto comer y descansar. En el lugar, hay una cafetería y una zona de picnic. De igual modo, cerca de allí, también hay varios restaurantes.

Para pasar la noche, el pueblo y sus alrededores cuentan con varios moteles y establecimientos coquetos estilo posadas.

 

Por lo general, a los aficionados de la literatura les encanta aprovechar la ocasión y visitan el Teatro Marjolaine, que se encuentra a poca distancia; el cabaret Eastman; galerías de arte;  y ¿por qué no? ¡el Spa Eastman!

Gran programa intelectual y bucólico.

  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon