Jerry casse-croûte:

Un extraño hibrido

Por Sylvie Berthiaume

Los lugares casse-croûte de antaño, para comer aperitivos de Quebec, que se situaban en las carreteras y, a menudo eran llamadas por el nombre de su propietario, han evolucionado en los últimos tiempos.

 

El año pasado el casse-croûte de Jerry emigró a la gastronomía: el Grand Chef Relais & Châteaux, Jérôme Ferrer, recompuso, a su manera, los clásicos de estos bocadillos, y abrió muchas sucursales en algunas esquinas de calles concurridas de Montreal, y sus alrededores. Y está a punto de expandirse internacionalmente, para dar a conocer tanto la cultura como la gastronomía de Quebec.

Al tener un gran sentido del humor y abierto a la aventura, a pesar de ser un Gran Chef, Jérôme Ferrer, se asoció con el festival de comedia más importante del mundo: "Juste pour rire".

 

Por lo tanto, en Jerry hacen espacio para proyectar, los famosos "gags" o cientos de situaciones cómicas con cámara oculta.

Hasta aquí el concepto y su evolución inédita. Ahora pasemos a la mesa o mostrador.

 

Antes y después de la transformación del Grand Chef.

 

Aquí presentamos, entre otros, y en paralelo, lo que encontrábamos y lo que ahora ofrecen en estos casse-croute de Quebec.

 

Antes: papas fritas grasientas y aguadas. 

Ahora: papas fritas de camote.

 

Antes: ensalada de col con vinagre.

Ahora: Ensalada de apio

 

Antes: queso a la parrilla, con queso naranja casi sintético

Ahora: queso asado con cebollas en escabeche y cheddar de calidad.

 

Antes: sopa de guisantes

Ahora: gazpacho

 

Antes: hot dog

Ahora: sandwich de langosta

 

Antes: ketchup, mostaza americana, pepinillos

Ahora: salsa de mayonesa limón, crema de foie gras o de champiñones, o de  pimienta.

 

Antes: hamburguesa de carne aplanada

Ahora: Hamburguesas de cerdo, o con foie gras y confit de pato, o vegetariana, etc.

 

Antes: poutine, papas fritas, salsa, queso pegajoso.

Ahora: poutine de verduras o teriyaki o de res ahumado, etc.

 

Antes: Helado de la fresa, chocolate, o caramelo.

Ahora: profiteroles, salsa de crema de azúcar o de chocolate y avellanas.

 

Antes: palomitas de maíz con mantequilla salada.

Ahora: Palomitas del caramelo, flor de sal, chocolate praliné, o pera, o chocolate blanco y coco.

 

¿Qué más podemos decir? ¡A devorar y reír ahora!

  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon