Delectación:

Sabor a la décima potencia

Por Sylvie Berthiaume

India es EL paraíso para los vegetarianos, los cuales representan una gran parte de la población. También es para los turistas que ya son vegetarianos o para quienes deciden adoptar este estilo de vida al momento del viaje, al sentirse alentado por la bella y amplia variedad de platos indios o para evitar una posible intoxicación alimentaria por el consumo de carne mal refrigerada, mal cocida o expuesta por mucho tiempo al sol, como sucede en cualquier país caliente.

Dicho esto, los platos de carne y pescado o mariscos son tan deliciosos y sabrosos como los manjares vegetarianos.

Y en todas partes, incluso en restaurantes de alta calidad, las comidas completas son muy generosas y baratas, en comparación con los precios occidentales. Sólo al consumir vino, cerveza y alcohol -que es poco común- es cuando la cuenta aumenta.

Ejemplo a seguir: un indio obliga a los restauranteros a dar a los pobres el alimento que dejan los comensales.

Dulzura, en cualquier momento: Masala Chai

En todas partes y para cada ocasión, podemos disfrutar de este té que es: reconfortante, relajante, energizante y tiene propiedades anticancerígenas. Es la bebida nacional, por su receta y por el hecho de que India es el mayor productor de té del mundo.

Es tan común que existen meseros-corredores-competidores de Chai, verdaderos acróbatas con grandes bandejas cargadas con docenas de pequeños vasos o vasijas de terracota que se los entregan a los clientes mientras caminan por las calles y plazas públicas o aquellos que van de las oficinas a las fábricas para ofrecérselos a los trabajadores.

Es un té negro fuerte, al cual se le agrega más leche que agua, también azúcar, jengibre y cardamomo. Algunos incluso agregan pimienta, canela y clavo de olor. Los diabéticos y las personas con una dieta baja en calorías también pueden tener el placer de probarlo.

Cualquiera que quiera tomar un té, sin leche o azúcar, debe decir de esta forma: "Té negro", de lo contrario, obtendrá automáticamente un Chai. En cuanto al café, es un producto raro en la India; no es imposible encontrarlo en algunos lugares, pero es probable que se encuentre solo del tipo "instantáneo".

Sabias o picantes: especias

En los mercados, enfiladas en sacos de yute o contenedores metálicos emergen pequeñas montañas de colores cuyos olores nos intoxican, nos hacen salivar, o estornudar.

Son las especias y las hierbas "la esencia de la India", lo que hace que la cocina india sea tan distintiva y susceptible crear una adicción. Entre ellas: cúrcuma, curry, pimienta de cayena, canela, comino, azafrán, nuez moscada, mostaza, clavo de olor, fenogreco, hinojo, cilantro.

Podemos encontrarlas en diferentes dosis en todos los platos, salsas, adobos, chutneys y bebidas. Principalmente por el sabor, pero también para quemar bacterias, estimular el metabolismo y lograr el mantenimiento de una buena salud física y mental.

En el lugar, para vivir una experiencia olfativa memorable, solicite a su guía o chofer de tuk-tuk que lo lleve al mercado donde hay más puestos de venta de especias, y a una tienda especializada donde podemos encontrar un surtido imaginable de especias, tés, incienso y aceites esenciales: ¡impresionante!

Algunos operadores turísticos ofrecen viajes de varios días para conocer más sobre las especias, los lugares donde se producen y para aprender a cosecharlas, cocinarlas y disfrutarlas.

Robustas y ricas:  las proteínas animales

Como la mayoría de la población india es hindú y, en menor medida, budista, la vaca es un animal sagrado. Es por eso que no se come carne en la India.

De hecho, la carne roja, lo que se comía, era el búfalo, el camello, la oveja y la cabra, hasta hace poco (a finales de 2017). El actual gobierno hindú  prohibió formalmente estas carnes, argumentando que es cruel matar a los animales.

Sin embargo, los platos de pollo, camarones y pescado de agua dulce son muy comunes. La mayoría de las veces, se sirven en salsas muy ricas, hechas de crema y aceite.

Finalmente, los indios no comen huevos debido a su colesterol malo.

Imprescindibles e irresistibles: pan y arroz

El pan más conocido fuera de la India es pan naan, ancho, espeso, parcialmente suave, parcialmente crujiente porque se hornea en un horno tandoor. Su sutil sabor dulce le gusta a todos.

Otros panes más ligeros se consumen especialmente en la mañana, para acompañar los huevos y las frutas. Estos son los chapatis, rotis, parathas y puris, tienen forma de pequeños panecillos delgados y redondos, están hechos de harina integral o harina blanca, cocidas con o sin grasa.

Al mediodía y por la noche, se agrega el papadum, la versión crujiente de una tostada de harina de lentejas, muy delgada, a la que se le agrega comino y la podemos remojar en un yogur con especias o hacer crujir con zanahorias muy picantes que harán sudar al cuero cabelludo.

Además de un tipo de pan, los platos casi siempre van acompañados de arroz basmati blanco, o según las recetas biryani o pulao los platillos tienen hasta veinte verduras y especias.

Thali

El plato clásico, a menudo en una versión vegetariana, es el thali: servido en una bandeja bordeada con recipientes llamados katoris, que contienen una variedad de sabores y olores: lentejas (dahl), un yogur indio (curd o raita) para calmar el picor de algunas especias, un chutney de mango o lima muy condimentado, rodajas de cebolla cruda, verduras o carnes en salsa, arroz, pan, queso blanco ligeramente crudo o frito (paneer), aros o empanadas de cebolla, pimientos y coco (bhajis o samosas).

 

La bandeja también sirve como un plato para verter gradualmente el contenido de los recipientes y comerlo con pan. Variada, bonita, práctica, deliciosa, no nos cansamos.

Con la mano derecha —nunca la izquierda porque se considera impura— el pan se rompe formando una cuchara para comer bocados de carne, verduras y salsa.

Beber, con o sin alcohol

Además de los Chai, a los indios les gusta el lassi, una bebida de yogur batido y fruta fresca muy líquida.

En India, es muy común que los restaurantes e incluso los hoteles no sirvan alcohol, ni vino, ni cerveza. Desde la época de Ghandi, el consumo de alcohol está prohibido para evitar el resbalón personal y social.

La cerveza más consumida en el norte de la India es la Kingfisher, sola o acompañada con la comida.

India no produce mucho vino, pero los de la marca Sula (tinto y blanco) y York (espumoso) son agradables y el precio es promedio.

Los espirituosos que se venden en la India son en su mayoría marcas internacionales, por lo que se debe pagar un alto precio. El whisky indio "Amrut" es famoso por su calidad y podemos encontrar varias marcas de ron.

El alcohol local, como el arak, a menudo son fabricados artesanalmente ... muy fuertes -hasta 70% de alcohol – y se deben consumir "bajo su propio riesgo".

Para comprar vinos, cervezas y licores, tienen que ir a las tiendas escondidas en el borde de las calles llamadas "Tiendas de vino y cerveza". El conductor del tuk-tuk los llevará allí: pregunten primero el precio del producto que comprarán... para evitar que aumente aún más el precio del alcohol debido a que son turistas.

 

Para evitar sorpresas y la pérdida de tiempo, una buena idea es comprar su vino al llegar a la tienda libre de impuestos en el aeropuerto. Si es que se acuerdan de esto pues después de un viaje tan largo, podría olvidarlo.

Finalmente, algunas personas nos comentaron que si agregamos un poco de azafrán a la leche fría que bebemos antes de ir a la cama, funcionaría como una verdadera "viagra natural". Aviso, para los interesados.

Un gusto muy goloso

Dos postres y dos golosinas que también son famosos fuera de la India son absolutamente decadentes, pero ¡tan emocionantes!:

-Kkheer, una especie de budín hecho con leche, arroz y bourghour o fideos

- Gulab Jamun, una hermosa bola de leche, suero de leche y azúcar, con sabor a cardamomo, se fríe y servido en almíbar

- El barfi, una especie de dulce de azúcar, compuesto de leche condensada, azúcar, fruta, nueces, especias

- Jalebi, también llamado zlabia, es una fritura fácilmente reconocible por su color naranja intenso, cubierto con jarabe.

 

Después de la comida: es popular el tabaco

El tabaco inhalado, olvidado por mucho tiempo en Occidente, es bastante común en Rayastán.

Algunas teorías dicen que el tabaco inhalado es menos nocivo para la salud que los cigarros a los que las compañías agregan productos tóxicos.

Las papilas gustativas y las fosas nasales no se aburren en la India

  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon