Puente de cristal en China:

El más largo, más alto, más vertiginoso

Por Huang Chunhui

Los chinos tienen una predilección por todo lo que es “más”. De nuevo, vienen a demostrarlo al mundo entero.

En el corazón del fabuloso Parque Nacional del Gran Cañón de Zhangjiajie, en la provincia de Hunan, se erige y se despliega en todo su esplendor un puente de cristal que conecta dos acantilados con vistas a un barranco de 300 metros de altura.

Aviso de última hora:

Antes de dirigirse al parque verifique la reapertura del puente. Las autoridades del Parque nacional de Zhangjiajie tuvieron que cerrar temporalmente las instalaciones para hacer frente, desde el punto de vista logístico, al número de visitantes que ha superado todas las expectativas. Según las autoridades, la seguridad no se verá comprometida.

¿Alegría o miedo?

El puente en sí consta de 430 metros de largo y 6 metros de ancho, tiene una capacidad de carga de 800 personas a la vez, que caminan por sus cientos de placas de vidrio de cinco centímetros de espesor, con toda alegría para algunos o con total terror para otros, depende de cada uno.

Para atravesar se debe pagar una tarifa. Las condiciones relacionadas con la seguridad son muy estrictas: nada en los bolsillos ni en las manos salvo un monedero y una cámara o celular para inmortalizar la escena.

El arte de quitar el aliento

La actividad principal es simplemente cruzar el puente a pie. Pero pronto, los más aventureros van a poder realizar saltos bungee (¡!). Por supuesto, este sería el punto de salto bungee más alto de todo el mundo.

Los futuros desfiles de moda que se llevaran a cabo en el puente prometen ser nada menos que mágicos; pero, aparte de eso, hay mucho que ver y hacer de forma permanente.

Vistas sobrenaturales

El parque nacional Zhangjiajie, que cubre 60 kilómetros cuadrados, ofrece a los visitantes y a los excursionistas toda una gama de atracciones naturales: montañas, manantiales, acantilados, bosques, desfiladeros y cavernas.

Podemos elegir recorrer el terreno de forma perpendicular, tomando las Escaleras del cielo, fabricadas en madera para apreciar de una mejor forma los desfiladeros desde las bases en sus cimas.

Quienes prefieren tomar un camino más ligero, una especie de cinta transportadora de granito llamado El camino rodante circula en 600 metros para poder admirar el paisaje tranquilamente.  

Los clics de las cámaras se multiplican frente al Retrato de familia: tres formaciones rocosas de diferentes alturas que por su disposición parecen ser un padre, una madre y su hijo.

También, la Cueva de los bandidos nos lleva a la época cuando los bandidos se refugiaban en estos espacios para escapar con éxito de las fuerzas del orden.

En los alrededores

En una distancia de 40 minutos o una hora, encontramos otros fenómenos naturales dignos de una visita: el Golden Whip Brook, el parque nacional de la montaña de Tianmen, la caverna del Dragón amarillo y el lago Baofeng.

¿Cuándo? ¿Cómo?

Idealmente en septiembre, octubre, noviembre y marzo. Los otros meses son muy lluviosos, fríos o demasiado concurridos.

En avión desde Beijing, Shanghai, Guilin o Ghangzhou. Un autobús local sale todos los días desde la ciudad más cercana, Zhangjiajie, donde encontramos más de 200 hoteles. Los operadores turísticos locales también ofrecen viajes "todo incluido" de 4 días.

Un recorrido natural engrandecido por el genio humano.

  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon